Hoy en día abundan los trabajos vacíos. Aquellos que se hacen porque hay que “ganarse el pan”. Sin ningún tipo de satisfacción. Sin ningún tipo de aliciente. El mercado laboral no está en sus mejores momentos. Crisis económicas y pandemias obligan muchas veces a dar gracias por el simple hecho de recibir un sueldo a fin de mes. No importa si te llena, si te aporta algo o si al levantarte cada día vas con ánimos rumbo a otra jornada laboral.

He aquí cuando empecé a darme cuenta, que no solo es ganarse la vida, no todo es cumplir con tu trabajo y marcharte a casa. Puedes hacerlo también disfrutando. Lo que único que hay que hacer es dedicarte a algo que realmente te guste.

Mero en Tabarca

Por ello, en mi caso, elegí este medio para ganarme la vida a la vez de disfrutar de una de mis actividades favoritas. El buceo.

Para aquellos que no lo conocen o nunca lo han probado, les aconsejo que hagan un bautismo de buceo. No pierdan más el tiempo y experimenten lo antes posible la única forma de casi estar en ingravidez. Sumérjase de lleno en un nuevo mundo subacuático. Sienta la libertad, el contacto con la naturaleza, vislumbre criaturas que solo ha podido ver en los documentales. Todo ello sin olvidar que es un deporte y una manera magnífica de conocer gente y relacionarse.

¿Qué hago metido en una fábrica/oficina 9 horas al día pudiendo estar bajo el agua? Eso pensé justo antes de decidirme a cambiar mi vida por completo. Elegí hacer de mi afición mi profesión y convertirme en instructor de buceo.

No fue fácil al principio. Pero en esta vida lo verdaderamente satisfactorio no es lo que consigues sin esfuerzo. Al contrario, obtienes una mayor satisfacción logrando algo que realmente te costó hacer.

Harás un llamado “intership”. Trabajarás a cambio de la formación. El día a día será bucear asistiendo a otros instructores de buceo. Esto te ayudará a aprender mucho de ellos, perfeccionando tus habilidades bajo el agua. Mejorarás muchísimo en la forma de interactuar, ayudando a los clientes y perdiendo vergüenza a hablar con ellos, además aprendiendo inglés. Somos un centro de buceo internacional, donde gran parte de los clientes son extranjeros. En todo momento estarás involucrado en el día a día del centro de buceo, aprendiendo cómo funciona internamente. Conocerás un montón de gente de todo el mundo. Harás amistades que durarán años, quien sabe, quizá toda la vida.

Poco a poco irás haciendo cursos de buceo. Obviamente tendrás que estudiar algo. Hay muchos conocimientos importantes y necesarios que hay que aprender. Nada imposible de conseguir si te lo propones.

Instructor de buceo

A partir del curso conocido como Dive Master, ya serás parte de la familia profesional del buceo recreativo. Podrás guiar buzos ya certificados, asistir a los instructores de buceo en los cursos de formación o en esa primera experiencia llamada “bautismo”.  El camino no termina aquí. De hecho, acaba de empezar. El siguiente paso será el de instructor. En Dive Academy Santa Pola también organizamos los cursos de Instructor Course, así que… ¡vete preparándote!

Cada día es una nueva aventura, relacionándote con gente, disfrutando del mar… ¡Qué más se puede pedir!

¿Estás dispuesto a cambiar tu rumbo laboral?

¿No prefieres un trabajo donde cada día sea distinto y emocionante?

¿A qué estás esperando? Nosotros podemos ayudarte. No lo dudes. Ven y hazte profesional del buceo recreativo. Tu nueva vida puede comenzar hoy mismo.

Pablo Moreno Ruiz 16/12/2021

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *